Blogia
Semanario Robinsoniano

¿CÓMO SE CONSTITUYE HOY EL SUJETO PEDAGOGICO ?

GRUPO NO ASISTIDO: CARMEN EVERY ALVAREZ, MANUEL TENA, CARMEN LAUCHO, ROBERT LOPEZ


A las puertas del Siglo XXI, es obligatorio innovar para hacer que la teoría pedagógica sea de calidad, es por eso que El Prof. Ugas hace una disertación con el objeto de cubrir parte del discurso pedagógico de la Pedagogía del sentimiento, en la que señala que ésta se relaciona con la imaginación y la intuición mediada por el lenguaje, es decir, la imaginación se expresa y produce imágenes que captan el sentido. En este contexto, la pedagogía del sentimiento viene a constituir una necesidad teórica y práctica, para producir una nueva concepción del sujeto pedagógico que hoy se constituye. Por lo que se estudiarán sus dos elementos claves: La Teoría Pedagógica y una Teoría del Sentimiento.
Con relación a la teoría pedagógica, el autor plantea la polémica resultante de considerar el término educación como disciplina en sí misma y, la pedagogía como un término genérico de la educación. Este fenómeno llevó a hacer una revisión en la que se considera que la educación es una categoría sociológica, por lo que su objeto de estudio sería el saber social, mientras que la pedagogía su objeto de estudio no es la educación, sino el saber escolar, diferencia soportada en la perspectiva histórica que señala como tema la acción de aprendizaje en el que se da cuenta del acto pedagógico con una recarga en lo psicológico, donde se constituyó el axioma “si yo enseño el otro aprende. Sin embargo, ahora se puede decir como Freire “nadie enseña a nadie”.

En función de lo expuesto el autor plantea, que hay una opción ecocognitiva en lo educativo y en lo pedagógico, lo que da la posibilidad de que se aprenda, reaprenda y desaprenda como objetivo fundamental del acto pedagógico, cuya misión sería la de formar, donde se generen condiciones para el aprender, desaprender y reaprender, teniendo por objeto la pedagogía la ignorancia basada en el hecho Socrático “tanto se que no se nada”; dinamismo en la programación educativa, revisión constante de los currículum, en fin, la escuela estaría abierta a nuevas corrientes.
En cuanto a la Teoría del Sentimiento, Ugas plantea que para el acto pedagógico se constituya en una dinámica, es fundamental partir desde una tríada: Conocer, pensar y reflexionar; la cual implica la responsabilidad del docente de relacionarse con Otro, dando posibilidad a la alteridad, y en conjunto se llega a la mismidad. En este sentido, se hablará de socios de aprendizaje en vez de alumnos donde la relación docente-participante, sería bidireccional.
Asimismo, señala que al impartir un contenido se tiene la posibilidad de que el Otro, por vía de alteridad, logre tener elementos para enriquecer el discurso que da la mismidad, puesto que es un elemento acorde con la racionalidad epocal que regida por la lógica civilizatoria, se convierte en sentido común o algo normal, normalidad que cuando se cosifica se cierra a la novedad. En este panorama, la escuela tiene que dar apertura a la novedad generada a partir de la imaginación, que a su vez abre a la novedad, a la creatividad y al descubrimiento, aspectos que vienen a constituir el telos de la formación de la nueva escuela.
Por lo tanto, el saber genera y constituye un sentimiento que se vive cuando se imagina, sentimiento que rompe los límites de lo que se sabe. De ahí, que conjugar, saber, sentimiento, imaginación constituyen un vivir, un espacio ecocognitivo que se resume en cuatro letras para convivir: Amar, el cual implica en el acto pedagógico, una acción en la que el acento fundamental está en lo intelectivo para que de alguna manera lo administrativo corra como consecuencia de ello.
Lo antes expuesto, refuerza la idea que la pedagogía amerita una teoría del sentimiento que refuerce a la teoría pedagógica de tal forma que el acto pedagógico como acto de amor implique el telos hacia la formación, implicando todo este proceso un aprendizaje, un desaprendizaje y un reaperndizaje aparejado a la otredad y mismidad en el acto pedagógico.

CONCLUSION

Una vez analizadas las lecturas referidas a la pedagogía del sentimiento, se llega a la siguiente conclusión:
Para constituir hoy el sujeto pedagógico (maestro, participante o alumno, contenido y evaluación) es imprescindible abordar, teórica y prácticamente el acto pedagógico desde una pedagogía del sentimiento con base en el amor, teniendo presente que nadie enseña a nadie, por lo tanto, donde el maestro se relacione bidireccionalmente con el participante y ponga énfasis en lo intelectivo; el participante sea un socio de aprendizaje en formación que implique un aprendizaje un desaprendizaje y un reaprendizaje, el contenido sea reflexionado, analizado, interpretado, aplicable a la vida cotidiana y, la evaluación consensuada, creativa, de autorreflexión.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICA:

Ugas, Gabriel (2008) Pedagogía del Sentimiento, Teoría del Sentimiento. Teoría
Pedagógica: Aprendizaje, desaprendizaje, reaprendizaje. Disertación. UNESR.
Maestría Robinsoniana.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres